LOS PAISAJES AGRARIOS ESPAÑOLES

LOS PAISAJES AGRARIOS.

1.- INTRODUCCIÓN.

            Los paisajes agrarios se ocupan de los elementos más visibles y perdurables del medio rural. Éste ha sido sometido a intensas transformaciones en las últimas décadas,  tanto por motivos internos (desarrollismo) como por factores externos (relacionados con la incorporación de España ala CEEen 1986 y con la mayor articulación de nuestra agricultura al mercado mundial y la globalización). Sin embargo, estos cambios no han afectado por igual ni a todos los sectores agrarios ni a todos los ámbitos geográficos de tal forma que, aún hoy, principios del siglo XXI se percibe un dualismo entre aquellos sectores más dinámicos, más modernizados y capaces de adaptarse mejor a las exigencias del mercado y aquellos otros sectores de rasgos arcaizantes que conforman espacios agrarios residuales, de importancia económica marginal.

            Aún así los factores de orden físico y natural explican la concordancia entre regiones naturales y determinados espacios agrarios. Por esta razón se diferencian, a grandes rasgos, dos Españas agroclimáticas: una España húmeda -oceánica, atlántica- de orientación ganadera-forestal y cultivos escasos y una España seca –mediterránea o de interior- de orientación cerealista aunque cada vez con mayor presencia de los regadíos y con extensos cultivos arbóreos, fundamentalmente vid y olivo (conformando así la “trilogía mediterránea”: cereales, vid y olivo). Al ser tan extensa, esta España seca ofrece marcadas diferencias entre el interior y el litoral. El archipiélago canario es, una vez más, un caso aparte.

2.- LOS PAISAJES AGRARIOS DELA ESPAÑA HÚMEDA.

            Incluyen las comunidades litorales de Galicia, Asturias, Cantabria y el País Vasco así como el norte de Navarra y algunas zonas de la montaña fresca-húmeda (aunque con numerosos matices).

            En primer lugar hay que tener en cuenta la influencia que los factores físicos y naturales tienen sobre el espacio agrario pues  en un medio montañoso como en el que nos encontramos los cultivos están limitados. Además el medio montañoso refuerza las lluvias (precipitaciones orográficas)  y la cercanía del océano suaviza las temperaturas. En consecuencia el primer rasgo de estos dominios es la primacía del binomio prado/bosque (70%) frente a los cultivos (30%).

La primacía de la ganadería enla PFA(Producción Final Agraria) es un hecho. Es, por otra parte, una ganadería con una alta especialización, sobre todo desde que, a finales del siglo XIX, se introdujesen razas lecheras. Problemas como la cuota láctea y la necesidad de abrirse a nuevos mercados explican hoy el avance de las razas autóctonas para la producción de carne. Con este panorama la mayor parte de los cultivos están orientados a la ganadería (maíz) y sólo una pequeña parte al autoconsumo familiar (hortalizas, patata).

Desde el punto de vista humano lo más llamativo es el predominio del poblamiento disperso cuya expresión máxima es el caserío vasco y las unidades de habitación que conforman las aldeas gallegas o asturianas (donde aún perviven el hórreo y la panera). La propiedad está muy dividida y se traduce en una atomización del parcelario que desde el punto de vista paisajístico da lugar a un paisaje de bocage o campos cerrados, separados unos de otros por setos naturales, de piedra, alambre o mixtos. El parcelario conforma la perfecta simbiosis entre el prado (de siega o de diente) y el monte. Al contrario de lo que puede parecer a simple vista (dada su apariencia natural) son paisajes muy humanizados aunque ese aspecto de rusticidad se ve realzado por la menor presencia de materiales urbanos y maquinaria ya que la mecanización aquí entraña más dificultades.

            Así otro rasgo que define bien estos dominios es la pervivencia de numerosos arcaísmos tanto desde el punto de vista jurídico como desde el punto de vista material. Siguen siendo numerosas las explotaciones infradimensionadas, mal equipadas, y también numerosos los policultivos de subsistencia orientados aún al consumo familiar o si acaso, los escasos excedentes, orientados al mercado comarcal.

            Si en Galicia sigue dominando el policultivo, Asturias y Cantabria expresan hoy la modernización y la especialización ganadera pues es un hecho la incorporación cada vez mayor de este sector de la ganadería láctea a los circuitos comerciales. Sólo estas 2 comunidades disponían en el año 2010 del 15% de la cabaña láctea y producían el 20% del total de leche de nuestro país. Y esto a pesar de la cuota láctea impuesta desdela Unión Europea.Es la ganadería láctea más competitiva porque dispone de pastos frescos la mayor parte del año pero también porque las explotaciones se han hecho más grandes, se han mejorado los equipos y se han saneado los establos. La estabulación del ganado implica un complemento alimenticio (piensos, alfalfa, forrajes) y un seguimiento zoosanitario permanente.

            En el País Vasco el panorama es similar pero allí la actividad forestal cobra mayor importancia. A pesar de ser el dominio de las frondosas caducifolias (donde el haya, el castaño, el fresno y -en menor medida- el roble se explotan económicamente) las especies de crecimiento rápido como algunos pinos y el eucalipto han cobrado una gran extensión. Sin embargo, y aunque sea extensa la producción forestal, ésta no garantiza las demandas de madera del país y así se importan en España tanto maderas tropicales como coníferas del norte de Europa.

            Señalar finalmente el caso de Álava pues constituye una especie de isla de agricultura mediterránea de interior (Rioja alavesa) donde dominan los cereales y las leñosas como la vid. Además de los vinos dela Riojaalavesa tienen también cierto interés los vinos gallegos de Ribeiro y  Rías Baixas.

            Una última particularidad tiene que ver con el empleo femenino y la agricultura a tiempo parcial presente en aquellos lugares cercanos a las grandes ciudades, centros industriales, mineros y portuarios. Y es que aquí muchas veces la titular de la explotación suele ser la mujer mientras el hombre trabaja fuera y la agricultura no deja de ser para ellos una actividad a tiempo parcial.

3.- LOS PAISAJES AGRARIOS DELA ESPAÑA INTERIOR.

            Al ser este el dominio más extenso, las diferencias físicas y humanas son muy apreciables aunque son más los elementos comunes. Se incluyen las comunidades dela Meseta,la Rioja, Aragón, Extremadura,  el sur de Navarra  y el interior de Andalucía.

            Desde el punto de vista físico, dada su situación interior (rasgos de  continentalidad sobre todo en las tierras altas dela Meseta), la escasez de precipitaciones (cuando no la ausencia prolongada) y los rigores  del frío (por el peligro que suponen las heladas tardías) constituyen los dos factores que más condicionan y limitan  las actividades agrarias.

Sin embargo en los últimos 50 años el desarrollo de las infraestructuras hidráulicas ha propiciado la extensión del regadío (pero no del tradicional, sino de aquellos orientados a la industria y la ganadería: remolacha, girasol, maíz…); éste y el secano, con su inseparable barbecho conforman el peculiar paisaje de campos abiertos u openfield.

            Estos condicionantes explican la escasa diversificación de cultivos pues, salvo en algunos valles y vegas fértiles, la mayor parte de la superficie se dedica a los cereales, el barbecho, los cultivos industriales y los cultivos leñosos (olivo, vid y, en algunos casos, frutales).

            Como elementos humanos más destacados en estos paisajes hay que destacar el absoluto predominio del poblamiento concentrado, con núcleos tanto mayores cuanto más al Sur nos encontremos, núcleos que llegan a ser tan grandes que muchas veces conforman agro-ciudades. Es además el espacio que sufrió un mayor vaciado demográfico inherente a todo el proceso industrializador. Este éxodo rural supuso la reorganización de las explotaciones agro-ganaderas que se hicieron más grandes, se recapitalizaron y se intensificaron al incorporar a éstas actividades un mayor número de insumos.

            Es también el espacio donde más numerosa es la población activa agraria (porcentaje mayor cuanto más pequeño es el núcleo de población) pues por término medio la población agraria que en estas comunidades se sigue dedicando a las actividades agropecuarias se sitúa en torno al 10% (frente al 5% de la media nacional). Evidentemente con la excepción de Madrid.

            Desde el punto de vista jurídico, en lo que a la tenencia de la tierra se refiere, la mayoría de los agricultores son propietarios de explotaciones que se hacen mayores en los latifundios meridionales; así la pequeña propiedad de los rebordes montañosos del Duero deja paso a la mediana propiedad del centro de la cuenca y parte de la submeseta sur y Aragón , mientras que la gran propiedad latifundista domina enla Mancha, Extremadura y Andalucía donde alcanza su expresión paisajística más llamativa en torno al cortijo.

Las diferencias entre el norte y el sur aparecen también en los arrendamientos, más numerosos en la submeseta norte, y en la población jornalera o asalariada mucho mayor en el latifundio meridional.

En cuanto a la organización del terrazgo destaca el dominio de las tierras de cultivo frente a la ganadería y la explotación forestal. Ésta se ciñe a los bordes montañosos y algunos lugares interiores de las cuencas. Destacan las masas forestales de rebollo y pino silvestre (Sistema Central e Ibérico), el alcornoque para corcho (dehesas extremeñas), pinares resineros y piñoneros (Tierra de Pinares) y castañares (norte de Cáceres y el Bierzo). Además en las penillanuras del oeste –de Zamora a Badajoz- las dehesas constituyen un paisaje propio, un sistema de explotación agroganadero y forestal, consecuencia de una intervención secular para el aprovechamiento de leñas, pastos y cultivos de cereal.

Por lo que se refiere a la ganadería destacan la vacuna, la ovina, la porcina y la aviar si bien estas dos últimas con mayor peso de la ganadería industrial. En la ganadería bovina se observa una cierta especialización en razas lecheras (sobre todo en el norte de Castilla y León y las vegas del Guadiana) y una presencia cada vez mayor de razas autóctonas orientadas a la producción cárnica (avileña, morucha, ternera del Bierzo) la mayoría de éstas pastando en régimen semiextensivo (con su complemento en el establo); al contrario, las de producción láctea se explotan en régimen de estabulación. La otra actividad ganadera la constituye el ovino con un alto grado de especialización en provincias como León, Zamora, Albacete o Cuenca ocupando preferentemente los rastrojos, campos baldíos y la media montaña (con una orientación cárnica mayor en la montaña y láctea, orientada a la producción de quesos, en los llanos del interior). La mayor demanda de carnes de lechal y de cordero ha venido a modernizar e intensificar también estas explotaciones. El aviar y el porcino –aunque extendidos por todas las provincias dela Españainterior-  tienen  una alta especialización en Valladolid, Teruel y  Segovia. Caso aparte lo constituye el porcino ibérico alimentado total o parcialmente en las dehesas del suroeste (montanera: aprovechamiento de la bellota) con muy buenas expectativas de mercado.

El openfield de las llanuras del interior muestra –en lo que a los cultivos se refiere- un primer contraste: el de los regadíos y el secano ocupando éste a grandes rasgos los páramos y el piedemonte, en tanto que los regadíos se extienden por el centro de las cuencas fluviales; sin embargo es frecuente verlos alternando en un mismo parcelario.

Aunque disminuyendo, las llamadas “tierras de pan llevar” -dedicadas al cereal- siguen siendo las que más superficie de cultivo ocupan (en torno al 60%) independientemente si es cereal de secano o de regadío. Y de ellos la cebada más que el trigo (salvo en el interior de Andalucía donde el trigo sigue superando la cebada) pues hay que pensar que hoy una parte del cereal se lo lleva la producción de piensos para el ganado. No obstante el cereal ha conseguido, en ocasiones, crecer a costa de las leguminosas dando lugar a una especialización creciente (en ocasiones monocultivos) que se traduce en uniformidad paisajística. Son todos cultivos de intensa mecanización, de crecientes insumos y de canales de distribución de abonos o semillas en manos de grandes grupos empresariales. A estas prácticas no son ajenos tampoco los cultivos de regadío,  para la transformación industrial, tales como el maíz, la remolacha, el girasol, etc.

Los otros cultivos de secano no son anuales sino perennes, cultivos leñosos como la vid y el olivo aunque con una distribución dispar al ocupar dominios climáticos diferentes. Así el olivo, más termófilo, lo encontramos en el interior de Andalucía, el valle del Ebro, amplios espacios de Castillala Manchay Extremadura pero solo de forma puntual en comarcas termófilas de Zamora y Salamanca (Arribes del Duero). Córdoba y Jaén concentran una alta especialización olivarera, particularmente Jaén considerado el mayor monocultivo olivarero mundial. La mayor parte del olivar se destina a la producción de aceite y sólo el 10% a la aceituna de mesa. Al producir España un 40% del total mundial se ha visto perjudicada porla OCMdel aceite que tiende a recortar la producción por lo cual se persigue hoy una mejora de la calidad mediante la concesión de las denominaciones de origen.

El otro gran cultivo leñoso es la vid, también de gran interés ecológico al ocupar espacios de escasa productividad. Está extendido por todo este dominio formando grandes monocultivos (Rioja,  Bierzo,La Mancha). Por ejemplo, el municipio manchego de Valdepeñas tiene tanta superficie vitícola como todala Riberadel Duero. Por su carácter excedentario también se vio sometido a una  importante reducción en su superficie de cultivo que ha ido acompañada de una mejora en la calidad de los vinos, el aumento de las denominaciones de origen  (Rioja, Ribera de Duero, Bierzo, Montilla, Valdepeñas, Ribera de Navarra..) y una permanente conquista de mercados. Sólo el 20% se destina a la producción de uva de mesa y un porcentaje muy pequeño a la destilación de alcoholes. El resto,  vino.

Otro cultivo de los secanos termófilos  del valle del Ebro y de la mitad meridional es el almendro cuya producción se ha visto ampliada para satisfacer la demanda de la repostería y la fabricación de turrones. Algunas comarcas se han ido especializando en la producción de frutas: tal es el caso del Bierzo (manzana, pera, cereza, ciruela) valle del Jerte –Cáceres- (cereza) y Bajo Aragón (melocotón, cereza).

4.- LOS PAISAJES AGRARIOS DEL LITORAL MEDITERRÁNEO.

            Incluyen toda la franja litoral desde el cabo de Creus hasta la desembocadura del Guadiana, además del archipiélago balear.

Dos factores físico-naturales condicionan la configuración de estos paisajes: la escasez e irregularidad de precipitaciones y la bonanza de las temperaturas. La indigencia de las precipitaciones ha obligado a la intervención permanente de los grupos humanos para optimizar el aprovechamiento del agua, intensa desde la ocupación musulmana. Sin embargo se aprecia una escasa ordenación del espacio agrario en su conjunto lo que explica el alto riesgo de desertificación. Un perjuicio añadido para la agricultura lo constituye hoy el turismo al competir por dos recursos escasos en este dominio: el suelo y el agua. El caso de las islas Baleares ilustra claramente este conflicto de intereses.

            Este espacio mediterráneo es donde menor presencia tiene la ganadería si exceptuamosla Cataluñahúmeda ( Gerona con una ganadería industrial porcina muy desarrollada), Menorca y las sierras del interior de Murcia ( Campofrío). Como en el resto de España cerca de las grandes aglomeraciones urbanas se ha desarrollado una variada ganadería industrial (bovino, porcino, aviar, ovino) que atiende las demandas urbanas.

            Si bien las comarcas del interior de Cataluña, Comunidad Valenciana y Murcia no difieren gran cosa de las dela Manchao Aragón lo que mejor define a este dominio agrario son los espacios litorales, allí donde el regadío y la producción hortofrutícola están más extendidos. En algunas comarcas toma la forma de monocultivos (flores en Barcelona, naranja en Valencia,  limonero en Murcia, avellano en Tarragona, almendro en Alicante, fresa en Huelva, aguacate y chirimoya en Granada). A estos paisajes, además del contraste entre los regadíos litorales y los secanos del prelitoral, hay que sumar el contraste entre la pequeña propiedad de las huertas valencianas y murcianas y los latifundios que aún perviven en numerosos espacios del dominio (Cádiz, Huelva…) o el contraste entre los cultivos hortícolas tradicionales de carácter familiar  y las modernas técnicas de cultivo intensivo bajo plástico.

            Dentro del regadío lo más llamativo y lo que alcanza mayor significado económico y paisajístico es el regadío intensivo que ha sido posible gracias a estos factores:

–          una incipiente agricultura comercial que se especializa en hortalizas y cítricos desde final del XIX;

–          el agua del trasvase Tajo-Segura que ha permitido intensificar estos espacios;

–          la aplicación de numerosas técnicas: enarenados, acolchados, riego por goteo o cultivos bajo plástico ( en algunos casos  paisajes llamados “mar de plásticos” como los de El Ejido -Poniente almeriense-);

–          las óptimas expectativas que se han abierto para estos cultivos desde 1986, año de la incorporación de España ala CEE);

–          el papel favorable de las infraestructuras y las redes de transporte que conectan el SE peninsular con los centros urbano del NO de Europa en 24-48 horas.

Pero también estos regadíos cuentan con frenos a su desarrollo: la escasez del agua y su progresiva salinización en los acuíferos, la contaminación química de los suelos, la falta de mano de obra y los problemas sociales de los inmigrantes derivados de una escasísima regulación laboral y la falta de políticas de integración social. Finalmente hay que señalar la creciente competencia de otros países mediterráneos (Marruecos, Turquía, Israel) que presionan con fuerza sobre los mercados europeos en el marco de negociaciones comerciales más amplias.

La presencia de cultivos arbóreos no se limita a los cítricos ya señalados; igual que el almendro, los frutales cálidos (albaricoque, melocotón) y los frutales frescos (con alta especialización en Lérida) tienen también presencia en las comarcas interiores. No son ajenos tampoco caldos de buena calidad como los de  Penedés, Utiel-Requena y Jumilla o excelentes aceites como los dela Sierrade Segura (Murcia) o los del Campo de Tarragona (con premios a la mejor calidad en los últimos años).

5.-LA AGRICULTURA DELAS ISLAS CANARIAS.

Las particularidades físicas (derivadas de un suelo volcánico) y climáticas (clima subtropical de “eterna primavera”) confieren una gran originalidad a la agricultura canaria, donde el precio del agua es más alto que el precio de la tierra pues no hay grandes ríos que permitan grandes embalses o trasvases a lo que hay que sumar la competencia cada vez mayor que ejerce sobre este recurso el turismo. Además el turismo ha actuado como un gran imán al atraer muchos activos agrarios.

Los contrastes entre el interior y las franjas costeras son claros. Los espacios costeros se dedican a monocultivos regados y orientados a la exportación tales como el plátano, el tomate, la patata extratemprana y otros cultivos bajo plástico. Es una agricultura intensiva, que requiere grandes inversiones, de orientación comercial y cuyo mejor exponente es el valle deLa Orotava(Tenerife).

Los espacios del interior, de topografía difícil, presentan rasgos de arcaísmo tales como un poblamiento semidisperso, unos policultivos para el autoconsumo y el mercado local de escasos recursos técnicos y económicos sustituidos por la gran intensidad del trabajo humano que tiene como cultivos preferentes las hortalizas, la patata y la vid.

Anuncios
Categorías: Uncategorized | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: